La canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro alemán del Interior, Horst Seehofer, acordaron hoy que Alemania acoja a unos 1.500 migrantes procedentes de los campos de refugiados en Grecia, según pudo conocer dpa.

Se trataría, de acuerdo con el plan ya discutido con el Gobierno griego, de familias con niños a los que ya se les ha reconocido el derecho de asilo.

La semana pasada, un incendio en el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, dejó sin alojamiento a más de 12.000 personas.

Por el momento, se desconoce si el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), socio principal de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en la coalición de Gobierno, está de acuerdo con lo pactado por Merkel y Seehofer.

El propio Seehofer anunció el viernes que Alemania acogería entre 100 y 150 jóvenes de un total de 400 menores no acompañados que serían llevados de Grecia a otros países europeos. También manifestó que, en una segunda etapa, Alemania examinaría con el Gobierno griego la acogida de familias con hijos.

El Ministerio que lidera pretende ahora enviar una delegación a Lesbos para ver quién necesita protección con más urgencia, en base a “criterios objetivos” con el fin de que surjan “consecuencias incontrolables”, según informó la institución.